Viajes exoticós

Cuatro destinos exóticos para tus vacaciones y viajes

Playas paradisíacas de arena blanca, aguas cristalinas y buen tiempo todo el año: así son algunos de los destinos que te proponemos para tus vacaciones. Los viajes exoticos baratos están a tu alcance, y no necesitarás gastar mucho para ir al otro lado del mundo. Si reservas tus billetes con antelación, la mayoría de estos destinos comparten como denominador común que tanto la hostelería como el turismo es asequible para cualquier bolsillo. 

Playas de ensueño en Bali

Bali pertenece a Indonesia, y se encuentra al oeste de la isla de Java. Con tan solo 145 km de largo y 80 de ancho, goza de un clima tropical que mantiene la temperatura media en torno a los 30 grados. Los mejores meses para visitarla son los que van desde mayo hasta agosto. Además del turismo de playa, se puede disfrutar de un paseo en barca por los templos de Tanah Lot y Bedugul, pasear por los arrozales o hacer una excursión al volcán Kintamani. En el interior de la isla se pueden visitar sus lagos de agua dulce y bañarse en las aguas termales situadas en la zona norte de la isla.


Un rincón del océano Índico

Otro de los viajes exoticos que te pueden interesar si eres francófono es el de la isla de Mauricio. Inglés y francés son cooficiales en la isla, y se puede volar directamente desde Francia, por lo que se evitan escalas y esperas. Se trata de una zona muy turística, con playas de arena blanca, entre las que destacan Belle Mare, Mont Choisi, Perebeyrere y Le Morne. El agua está a una temperatura constante entre 22 y 28 grados, por lo que es posible bañarse todo el año.


Deporte de aventura en las Maldivas

Las islas Maldivas también se encuentran en el océano Índico, al sur de La India. Se trata de un conjunto de más de 1100 islas, por lo que uno de los viajes exoticos más recomendados es pasear en barco entre ellas, durmiendo en hoteles construidos directamente encima del agua. La mejor manera de llegar es haciendo escala en Londres o París, y una vez allí, las Maldivas son el paraíso de los deportes acuáticos: buceo, snorkel o pesca son los más populares. El atolón Addu, situado en el norte del país, es uno de los mejores lugares para observar las espectaculares formaciones de coral.


La naturaleza exuberante de las Seychelles

Por último, pero no por ello menos interesante, está el archipiélago de las Seychelles, al noroeste de Madagascar y también en el océano Índico. Su isla principal, Mahé, además de ofrecer playas donde es posible bañarse todo el año, ofrece una naturaleza exhuberante que se puede visitar en el Parque Nacional Morne, que alberga uno de los picos más altos del archipiélago. También es posible hacer turismo urbano en Victoria, la capital del país, donde está el Museo Nacional, además de la Catedral de Saint Paul.