ahora es

Vuelos baratos a Colombia
Clase

Vuelos a Colombia

Colombia, un país suramericano diferente

Tomar un avión con destino a Colombia es sinónimo de prepararse para explorar uno de los países más diversos del mundo, antropológica y ecológicamente hablando. Colombia tiene una historia rica y vasta, con testimonios gráficos de una civilización que se remonta hasta el 2000 a. C. El país cuenta con seis regiones naturales, cada una con sus características geográficas singulares, e incluye parajes naturales tan conocidos como la cordillera de Los Andes o la costa del Océano Pacífico.

Su historia está profundamente marcada por sus raíces precolombinas y, desde el siglo XVI, por la influencia colonial española. Sus carnavales interculturales son un elemento distintivo que ha perdurado hasta nuestros días. Los festivales llenan la agenda colombiana durante todos los meses del año, con eventos que giran alrededor del folclore, la música y el cine.

Paisajes urbanos

En Colombia existen muchas ciudades que invitan a ser exploradas, cada una con escenarios culturales únicos. La capital, Bogotá, es uno de los mejores escaparates del patrimonio del país; en nuestra página dedicada a la ciudad encontrarás museos que relatan la historia colombiana, así como información sobre la cautivadora cordillera de Los Andes. A Cartagena se la considera la capital turística del país, por su arquitectura colonial y sus abundantes citas culturales.

Los muy cafeteros no pueden perderse una visita a Manizales; sus instalaciones turísticas narran de forma didáctica la colonización de esta región agrícola, así como el cultivo y exportación mundial de su gran recurso natural, el café. Popayán, el centro religioso de Colombia, muestra abundantes ejemplos de arquitectura religiosa y es el punto de conexión con diversos yacimientos arqueológicos cercanos. El turismo de aventura es muy popular en Santa Marta, una ciudad de contrastes tanto por sus hermosas playas como por sus colinas llenas de nieve.

Lugares de interés natural

Visitar Colombia, donde se halla parte de la selva del Amazonas, es una oportunidad perfecta para entrar en contacto con paisajes naturales impresionantes y con una fauna autóctona única en el mundo. Una manera fácil de hacerlo es visitar el Parque Nacional de Amacayacu, la Isla Gorgona o bien San Andrés e Islas de la Providencia, donde los ejemplos de la fauna terrestre y marina local, como las ballenas, los delfines y las tortugas de agua, son habituales.

Las zonas selváticas del país incluyen lugares de gran interés como la Ciudad Perdida, una ciudad precolombina de la que ahora solo quedan las ruinas. Los yacimientos arqueológicos de San Agustín, de Tierradentro, en el suroeste, y de Villa de Leyva son testimonios de la historia indígena que todavía se conservan.

Comer y beber

La variedad gastronómica presente en los restaurantes colombianos es infinita. Sus deliciosos platos incluyen los buñuelos, hechos con harina de maíz frita; las arepas, tortas de maíz servidas con el queso; o los tamales, cocidos al vapor en hojas de plátano y compuestos por maíz, carne picada de cerdo o de pollo, verduras y huevos. Son una buena opción para desayunar. Las frutas tropicales como el mango, el tamarindo y el mangostán son comunes en todo el país y pueden degustarse también en forma de zumo, batido o helado.

La producción de café está profundamente ligada a las raíces de Colombia, por lo que es el lugar perfecto para descubrir sus maravillosas propiedades. Pero existen también muchas otras bebidas locales como el chocolate a la taza artesano o la original agua panela, preparada a partir del jugo de la caña de azúcar. Es costumbre añadirle queso mientras todavía está caliente, que se derrite durante su consumo. El alcohol nacional es el aguardiente, de gusto anisado, también conocido como guaro.