Ofertas de vuelos baratos a Melbourne
Clase

Vuelo a Melbourne

La capital cultural de Australia, Melbourne, es elegante, artística y deportiva todo al mismo tiempo y ha recibido innumerables premios, como el de "Ciudad de la Literatura" que le otorgó la UNESCO o el de "Ciudad más habitable del mundo". Hay suficientes atractivos en el animado centro de Melbourne como para entretener a los viajeros durante semanas: su arquitectura, por ejemplo. Algunos de sus majestuosos edificios del siglo XIX, como el Royal Exhibition Building o la State Library of Victoria, fueron construidos durante el próspero período de la Fiebre del Oro.
La ciudad está muy bien comunicada vengas de donde vengas y cada día llegan hasta ella vuelos procedentes de ciudades de todo el mundo.

Cultura

Melbourne es un centro cultural de talla internacional que programa eventos y festivales de todo tipo como el Melbourne Intenational Arts Fest, que tiene lugar en octubre. Es el festival gratuito más grande de Australia y durante 17 días sus protagonistas son la danza, el teatro, la música, las artes visuales y el circo.
Sea lo que sea que te interese a nivel artístico, en Melbourne encontrarás un ejemplo de primera categoría. Las calles de la ciudad son un museo al aire libre que exhibe ejemplos excelentes de arte urbano, por lo que solo con salir a la calle serás espectador del espíritu creativo que impregna el tejido de la ciudad.

Comer y beber

Si le dedicas una excursión de un día a la región vinícola de Yarra Valley, podrás visitar algunas de las bodegas más conocidas de la zona, conocer más detalles sobre la elaboración del vino, degustarlo y disfrutar de un paisaje pintoresco. Otra bebida emblemática es el café; gracias a una fuerte herencia italiana que ha dejado un gusto exigente y refinado por esta bebida, hay buenas cafeterías por doquier.
En las animadas calles de la ciudad encontrarás numerosos restaurantes que sirven cocina australiana e internacional de calidad; las opciones son casi infinitas. La cultura gastronómica está completamente instaurada en Melbourne, que ve como muchos de sus innovadores chefs experimentan incansablemente para producir nuevas ideas y sabores.

Pulmones verdes

Para respirar aire fresco, date un paseo por Flagstaff Gardens o por Royal Botanical Gardens. Los jardines botánicos de la ciudad están cuidados con esmero y son el escenario de muchos eventos culturales durante todo el verano, como el Moonlight Cinema y ciclos teatrales.
Royal Melbourne Zoo es el tercer zoológico más antiguo del mundo y está situado en unos preciosos jardines. Los recintos donde se alojan los animales emulan sus hábitats naturales y te transportan a sus lugares de procedencia. Durante las noches de verano, los visitantes pueden acampar en las instalaciones y unirse a los cuidadores para alimentar a los animales por la mañana; una oportunidad única para acercarse a los residentes del zoológico y conocerlos mejor.

Salir de la ciudad

Para los que quieran aventurarse fuera de la ciudad, recorrer la Great Ocean Road, la pintoresca carretera que conecta Melbourne con Adelaida, es un viaje emblemático. El trayecto completo en un solo sentido puede hacerse en tres días, incluso parando en los numerosos puntos de interés que se encuentra a pie de ruta. La formación de agujas de piedra de Los Doce Apóstoles, el Grampians National Park y las cascadas McKenzie se merecen una visita.