Ofertas de vuelos baratos a Shanghai

Vuelos a Shanghái

Shanghái, una ciudad imprescindible

Cuando se trata de exotismo y de sofisticación, Shanghái siempre hace un buen papel. Esta metrópolis china de tamaño considerable, que rebosa energía y elegancia, está dividida en dos mitades por los meandros del Río Huangpu.

Con sus luces de neón, su arquitectura art déco, sus numerosos espacios de interés cultural y un sinfín de tesoros escondidos por descubrir, es conocida por su belleza y su vitalidad. Desde los fotogénicos callejones de Waitan, en el muelle, hasta las lujosas zonas de la Concesión Francesa, Shanghái es uno de los pocos lugares en el mundo que te dejará una impresión duradera.

Vistas de la ciudad

Por su condición de destino internacional, la conexión con la ciudad desde otros puntos del planeta está garantizada. Los vuelos aterrizan en Pudong, a una hora de distancia del centro. Una vez allí, puedes comprar la Shanghai Jiaotong Card, un abono que te permitirá moverte en transporte público y explorar los lugares de interés más destacados.

Hay una gran cantidad de cosas para ver, así que planifica bien tu tiempo. Los Jardines Yuyuan son un lugar mágico, si buscas una escenografía china auténtica. El distrito de Lujiazui cuenta con algunos de los edificios más altos del mundo y la playa de la ciudad es el lugar perfecto para descansar durante tu viaje.

No dejes de visitar el Museo de Shanghái, templos imponentes como el Templo del Buda de Jade y el bien conservado Zhujiajiao, un pueblo tradicional construido sobre el agua.

Comer y beber

Durante tu recorrido, haz parada en algunas de las encantadoras casas de té que encontrarás por todo Shanghái. Forman parte integrante del tejido cultural de la ciudad y en su interior singular incluso podrás probar algunos de los platos locales. La mayoría de ellos conjugan los aromas dulces y los sabores untuosos, como los langostinos fritos, el cangrejo marinado y los platos salteados al estilo wok.

En cuanto a la bebida, la cerveza está en la gran mayoría de las cartas. Las marcas locales son Tsingtao, Snow y Suntory. Y la mejor manera de disfrutarlas es, sin duda, en uno de los bulliciosos bares de la ciudad, así que no te pierdas la noche de Shanghái antes de finalizar tu aventura.