Menú
Mi lastminute.com ¿Necesitas ayuda?
Para reservar 0034 911 363 986 Red fija. Coste depende del operador Política de privacidad
Hoteles en Benalmádena

Hoteles en Benalmádena

Benalmádena es un destino turístico de sol y playa de la costa de Málaga. Sin embargo, la localidad le ofrece al visitante más encantos, lugares clave de su historia y algunas experiencias con las que se hace justicia a una localidad que merece la pena descubrir con una estancia en hoteles en Benalmádena. Lugares cargados de historia son la pequeña iglesia de Santo Domingo de Guzmán, en Benalmádena Pueblo, el núcleo de Arroyo de la Miel o los espacios en los que se levantan las antiguas torres de vigilancia de la costa. Son tres, las de Torrequebrada, Torremuelle y Torre Bermeja. Un contraste que agradecer en los días de calor del verano lo ofrecen los parques urbanos de Benalmádena, como el de los Jardines de Muro o el de La Paloma, en la Avenida Federico García Lorca, que cuenta con un jardín de cactus acomodado en sus 200.000 cuadrados de superficie. 

Los hoteles más solicitados en Benalmádena

Experiencias únicas

Y si de experiencias se habla, en Benalmádena no hay que perderse tampoco su parque de atracciones, el Acuario Sea Life o el delfinario y pingüinario de Selwo Marina. Para los que quieran emociones fuertes y situarse sobre el plano de Benalmádena a vista de pájaro, nada mejor que empezar cualquier visita a la localidad con un recorrido aéreo en el teleférico que sube a Calamorro, 5 kilómetros de trazado y un ascenso hasta los 771 metros sobre el nivel del mar. Otras experiencias, que se podrían calificar de curiosas, son las relacionadas con dos conjuntos monumentales que se levantan en el centro de Benalmádena. Uno es el Castillo de Colomares, un edificio dedicado a la memoria de Cristóbal Colón construido en la década de 1980. Y otro es la Estupa Budista de la Iluminación, con su cúpula dorada. Una idea original del gran maestro budista Lopon Tsechu Rinpoche.

 

Tiempos remotos

Para los que gustan de conocer la historia más antigua de los lugares que visitan, en Benalmádena los principios de sus tiempos hay que rastrearlos en los restos de sus yacimientos arqueológicos, en los relacionados con la extracción de hierro de los tiempos de los fenicios, como el de la Era. Pero también hay que descubrirlos en las trazas romanas, como sucede con el entorno de la vieja factoría de garum del complejo Benal-Roma. Para retroceder aún más en el tiempo, hay que acercarse a los relatos de las pinturas rupestres de las cuevas del Toro o conocer los objetos encontrados en la de Los Cacharros, que se exhiben en el Museo Arqueológico de Benalmádena. En el centro, de la localidad, junto a los mejores Benalmádena hoteles.

 

Playas de la zona

Pero ningún comentario sobre los lugares que se pueden visitar en Benalmádena quedaría completo sin referencias a las playas del término municipal. El frente de playas local se extiende sobre 20 kilómetros de costa y agrupa 17 zonas de baños con arena, gravas, palmerales y algunos de los mejores hoteles Benalmádena costa. Las playas del este de Benalmádena son abiertas, las del oeste son más rocosas y perfectas para hacer submarinismo y pesca deportiva litoral. Una referencia, la Playa de las Viborillas; para los deportes náuticos, la Marina de Benalmádena. En las playas se pueden encontrar los mejores hoteles Benalmádena ideales para redondear un tiempo de vacaciones en Málaga.