Viaja con amor

Emprende tu viaje, preserva el patrimonio

Los primeros seres humanos empezaron a recorrer el mundo hace 60.000 años. Cuando viajamos, seguimos sus pasos y podemos hacernos una idea de lo que debió de ser para ellos ver las maravillas naturales del mundo por primera vez. 

Con más de mil lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en todo el mundo, la mitad de ellos solo en Europa y Norteamérica, [1] viajar es una inmersión en la cultura. Y con cultura no hablamos solo de objetos de museo: al contrario, participar en las tradiciones locales durante nuestros viajes nos convierte en custodios de su patrimonio.

Y tampoco nos referimos solo al patrimonio material: igualmente importantes son los valores culturales inmateriales como la gastronomía local, las fiestas, los ritos centenarios, las creencias y las tradiciones.

Visitar las impresionantes cataratas del Niágara en Canadá, participar en un festival cultural en los Alpes franceses o asistir a la ceremonia del té en Japón no son meras experiencias que fotografiar para las redes sociales, sino formas de conocer una cultura diferente.

Únete a nosotros en nuestra misión por descubrir cómo nuestras aventuras pueden ser el catalizador necesario para preservar el rico tapiz de tradiciones e historias que hacen único cada destino.

El patrimonio, nuestra responsabilidad

En Cancún (México), las autoridades locales lanzaron la campaña Maya Ka'an para estimular la vida social y cultural mexicana en la Reserva de la Biosfera de Sian Ka'an, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de celebrar la increíble cultura maya, invitando a los turistas a sumergirse en ella y participar activamente con las comunidades.

¿El objetivo? Fomentar el turismo en la región al tiempo que se le da un impulso cultural y social. Pero lo mejor de todo es que se trata de un proyecto inclusivo para los mayas, sostenible y centrado en la comunidad. 

La población local está al mando, encargándose de gestionar todas los servicios y actividades. Desde clases prácticas sobre cultura maya hasta paseos en kayak por la Laguna Negra y avistamiento de fauna, como la observación de aves en Muyil, todos salimos ganando. [2] Este es un ejemplo perfecto de experiencias y proyectos éticos que el viajero puede buscar al reservar sus soñadas vacaciones.

Manual del viajero para héroes del patrimonio

¿La mejor manera de preservar la cultura? Sumergirnos en ella: desde los mercados locales hasta las costumbres tradicionales, podemos formar parte de un tapiz cultural mayor. El respeto y la curiosidad sientan las bases de la conservación cultural.

Viajar con conciencia

Nuestras elecciones de viaje son como pinceladas en el lienzo de la conservación cultural. Podemos optar por alojamientos que celebren la estética local, elegir negocios artesanales locales para comprar recuerdos y saborear la auténtica cocina en restaurantes familiares.

El patrimonio cultural no es un espectáculo puntual, sino una obra con muchas funciones. Es esencial seguir siempre las directrices de los sitios patrimoniales, apoyar los actos culturales y participar en las iniciativas de la comunidad. Nuestros actos garantizan que las historias y tradiciones continúen durante generaciones.

¿Un ejemplo? Busca festivales y celebraciones específicas: a veces, hay verdaderas joyas ocultas, incluso en temporada baja, esperando a ser descubiertas por viajeros conscientes. En lugar de visitar el carnaval de Venecia, podemos optar por un destino alternativo: el carnaval de Ptuj, en Eslovenia, por ejemplo, conserva su encanto original, haciendo de él una de las celebraciones carnavalescas más ricas culturalmente y la elección perfecta para vivir una experiencia europea única y menos conocida.

Nuestro consejo: en redes sociales, comparte las historias que hay detrás de cada foto, las experiencias culturales únicas, para despertar la curiosidad de los demás.

Llévate un recuerdo cultural

No, no hablamos solo del típico souvenir comprado en el mercado de turno. Vuelve a casa con un pedazo de conciencia cultural y comparte tus experiencias con amigos y familiares: de esta forma, te conviertes en embajador cultural al difundir el mensaje y fomentar la comprensión y el respeto.

Nuestro consejo: antes de emprender el viaje o justo al llegar a tu destino, contacta con las autoridades e instituciones locales y averigua en qué experiencias culturales dirigidas por lugareños puedes participar.

Cambia tu forma de ver el mundo

A la hora de embarcarnos en nuestra próxima aventura, tenemos que recordar que no somos solo viajeros, sino que estamos desempeñando un enorme papel en la preservación de diversas culturas. 

El turismo sostenible fomenta el desarrollo y, al mismo tiempo, permite a los visitantes vivir experiencias de primera categoría sin dañar el patrimonio mundial. Y no se trata solo de los lugares declarados patrimonio de la humanidad, se trata de mejorar aún más la vida de la comunidad local y sostener otras economías mientras se viaja

Más de cincuenta sitios declarados patrimonio de la humanidad están en peligro en todo el mundo [3], y el delicado equilibrio entre las comunidades y la naturaleza corre un gran riesgo. Las imprudencias ponen aún más en peligro la integridad de estos sitios; cuando hablamos del boom turístico, de intercambios culturales y del impulso económico vinculado a los sitios Patrimonio de la Humanidad, es algo que está ocurriendo ahora mismo tanto en los propios sitios como en lugares cercanos, en todo el país y a escala internacional. Por ejemplo, el centro histórico de Viena está en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro debido a varios proyectos para construir rascacielos en medio de la capital austríaca [4] o el yacimiento arqueológico de Cirene, gravemente amenazado por las inundaciones de Libia en 2023. [5]

Necesitamos la colaboración de todos: las entidades gestoras, los organismos públicos y las empresas privadas. Se trata de ser responsables y sostenibles y de garantizar que todo el mundo esté informado mediante una coordinación y un compromiso eficaces. 

Nuestras elecciones, acciones y las historias que compartimos tienen el poder de preservar y celebrar la vibrante diversidad del patrimonio mundial y nuestro medio ambiente. Viajemos con corazón, respeto y el compromiso de influir positivamente en los lugares que visitamos.

Suscríbete a nuestra newsletter

Serás el primero en recibir nuestras mejores ofertas, promociones exclusivas y consejos de viaje. Además, te mantendremos informado sobre dónde puedes viajar.