Para reservar
0034 911 363 986
Red fija. Coste depende del operador Política de privacidad
Cerrar
¿Necesitas ayuda?
Vacaciones en Cantabria

Vacaciones en Cantabria

Asentada en el norte de España, se dice que Cantabria es infinita por todas las sorpresas que guarda su diversa orografía: impresionantes zonas montañosas, una costa cantábrica salpicada de bellas playas, pueblos encaramados en las laderas de las montañas o al resguardo de frondosos valles, villas medievales y una gastronomía "para chuparse los dedos". Motivos que se convierten en una invitación en toda regla para disfrutar de tus próximas vacaciones en Cantabria.
 

Cantabria bocado a bocado

La situación geográfica de Cantabria, entre el mar y la montaña, le aporta diversidad y riqueza. En las zonas de montaña son típicos los platos contundentes, como el cocido montañés y lebaniego o los panes preñados. Las carnes de caza y de ternera tienen su reputación. En las costa el pescado y los mariscos se llevan el protagonismo. Las anchoas de Santoña, el atún y la sardina del norte o el cabracho y el salmonete son algunos de los más típicos. Sin olvidarnos de su amplia variedad de postres: quesada pasiega, corbatas, frisuelos o canónigo lebaniego.

 

Vacaciones en Cantabria, la tierra infinita entre el mar y la montaña

Cantabria está recorrida por bellos y pintorescos pueblos, con un encanto especial que, sin duda, dejan una huella imborrable en quien los visita. Un buen ejemplo es Comillas, un paraíso de la arquitectura moderna y de la naturaleza, al estar en primera línea de costa y protegido por colinas. 

Santillana del Mar lo tiene todo: belleza, un puñado de calles estrechas y empedradas como antaño, una colegiata y hasta una fundación. Potes es la puerta de entrada a los Picos de Europa y su espectacular marco paisajístico ya lo anuncia: atravesado por los ríos Quiviesa y Deva, en la confluencia de cuatro valles y rodeado de montañas. 

San Vicente de la Barquera es la villa marinera que mejor representa la esencia rural de Cantabria. Además, es guardiana de un rico legado gótico montañés y medieval, que se dejan ver en la iglesia de Santa María de los Ángeles y en el santuario de la Barquera respectivamente.

 

Planes para un fin de semana en Cantabria

- Altamira: Estas cuevas están consideradas como la capilla Sixtina del arte rupestre. Su acceso es restringido para preservar su conservación, pero los que se queden sin visitarla tienen una réplica exacta en Santillana del Mar: Neocueva de Altamira.

- Cabárceno: Se trata de un enorme parque natural en el que viven animales en semilibertad. El recorrido se puede realizar en coche, pero lo recomendable es hacerlo a pie, cámara en mano y mochila. Solo así se puede sacar el máximo provecho a este pedacito de la sabana africana.

- Parque natural de Saja-Besaya: Es el lugar perfecto para escuchar la berrea de los cérvidos, de hecho se organizan excursiones para ello. No solo eso, también es posible disfrutar de numerosas actividades de ecoturismo.

- Picos de Europa: Son una cita ineludible para los que visitan Cantabria. Hay teleférico que llega hasta la cima, donde se encuentra el mirador del Cable y donde es posible contemplar una panorámica espectacular.

¡Déjate inspirar!

Descubre nuestras aplicaciones
Únete a nosotros en