Buscar

Ciudades no capitales que debes visitar en Europa

Top 10 ciudades europeas fascinantes no capitales 

¿Qué te parece si te planteas tu próximo viaje desde un nuevo punto de vista? Olvida las típicas capitales europeas y déjate seducir por otras ciudades igual de interesantes: tanto, que te va a costar decidirte por una sola.Te vamos a contar aspectos destacados de cada una de ellas y, ya lo verás, más te hará soñar tu próxima escapada. Te llevaremos por la esencia auténtica de Nápoles, siempre vigilada por el Vesubio, por las tradiciones y el empuje de Valencia, por la bohemia de Oporto... Y así seguiremos, con este top 10 que te va a encantar. ¿Vamos?

  1. Nápoles, Italia
  2. Valencia, España
  3. Oporto, Portugal
  4. Brujas, Bélgica
  5. Lyon, Francia
  6. Hamburgo, Alemania
  7. Róterdam, Países Bajos
  8. Gotemburgo, Suecia
  9. Glasgow, Escocia 
  10. Split, Croacia

1. Nápoles, Italia

Perderse por las calles de Nápoles es sumergirse en el espíritu canalla de una ciudad que huele a la mejor pizza, entre ropa tendida en los balcones, palacios, altares callejeros y recuerdos de Maradona por doquier. Te sorprenderán el puerto, abrazado por casas de colores, el Palacio Real, el Castel Nuovo que hoy alberga un museo, el remoto Castillo del Huevo y la majestuosa plaza del Plebiscito, con la basílica de San Francisco de Paula. Destina tiempo para conocer el interesante Museo Arqueológico y para hacer una excursión al Vesubio, que dista 9 km de la ciudad. Nápoles es única.

No te pierdas: Via San Gregorio Armeno, en el casco antiguo, encantadora con sus talleres de belenes abiertos todo el año. 

2. Valencia, España

Valencia es la mezcla perfecta de antiguas tradiciones, deliciosa gastronomía, pasión por la cultura y empuje hacia el futuro. Deja que tus pies te lleven hacia la plaza de la Virgen, construida sobre un foro romano y flanqueada por bonitas terrazas y edificios imponentes, entre los que se incluyen la catedral y la basílica de la Virgen de los Desamparados. Destacan también la iglesia museo de San Nicolás, la gótica Lonja de la Seda y el modernista Mercado Central. Acércate y destina tiempo al complejo Ciudad de las Artes y las Ciencias, porque todo lo que ofrece es sorprendente.

No te pierdas: la horchata con fartons de la histórica Horchatería Santa Catalina, cerca de plaza Redonda. 

3. Oporto, Portugal

Arraigada en la ribera de la desembocadura del Duero, Oporto ofrece escenas inolvidables como una puesta de sol desde el icónico puente Luis I, las vistas de la ciudad durante un romántico paseo en barco y la contemplación de las cerámicas de la estación de trenes de San Bento. El casco antiguo te invita a recorrerlo a tu ritmo, mientras descubres maravillas como la iglesia Del Carmen, la Torre de los Clérigos y la Sé del siglo XII. Te encantarán los restaurantes de petiscos y la deliciosa francesinha. Toma el tranvía 22 para recorrer las calles principales del centro.

No te pierdas: la excursión a Vila Nova de Gaia para explorar las bodegas y viñedos donde nace el famoso vino. 

4. Brujas, Bélgica

Al caminar por Brujas te sientes dentro de un hermoso cuento de hadas. Huele a chocolate en Katelijnestraat y emocionan lugares como la iglesia de Nuestra Señora, que atesora una escultura de Miguel Ángel. Rebosa de cultura en los museos Groeninge y Memling, y te seduce con postales como la del muelle del Rosario, custodiado por las agujas de las cúpulas medievales circundantes. Respira el auténtico ambiente de Brujas en Grote Markt, con sus pintorescas fachadas medievales, pasea en barco por los canales y anímate a subir a la Torre Belfort. Conseguirás las fotos aéreas perfectas de Brujas.

No te pierdas: el Museo de las Patatas Fritas, divertido y crujiente como las patatas que podrás saborear en él. 

5. Lyon, Francia

Antigua capital de la Galia y surcada por el Ródano y el Saona, Lyon atesora barrios históricos Patrimonio de la Humanidad. En Fourvière está la impresionante basílica de Notre Dame, Vieux Lyon te ofrece la catedral de San Juan Bautista y bonitas terrazas, Croix-Rousse presume de plazas y antiguos telares, y en Presqu’île ir de compras es un placer. Visita los museos Lumière, de Confluences, de Tejidos y del Cine y Miniatura, a cuál más apasionante. La Place Bellecour sorprende por su tamaño, mientras que las termas y los teatros romanos te transportan al siglo XV a. C. Te encantarán.

No te pierdas: le Mur des Canuts, uno de los frescos urbanos más impresionantes y grandes del mundo, en Croix-Rousse. 

6. Hamburgo, Alemania

El dinámico ambiente de Hamburgo, una de las ciudades alemanas que más visitantes atrae, te atrapa desde que empiezas a explorar su centro histórico, donde descubres la bonita plaza del Ayuntamiento. Luego das con preciosas zonas verdes, ríos, lagos artificiales, la zona portuaria y un sinfín de atractivos sorprendentes. La futurista Filarmónica del Elba, que se alza sobre un antiguo almacén, las fachadas neerlandesas de la calle Deichstrasse y los almacenes de ladrillo rojo del barrio Speicherstadt son algunos de ellos. Y acércate al plácido lago Alster y al pintoresco barrio rojo St. Pauli, hoy familiar y contemporáneo.

No te pierdas: Miniatur-Wunderland, un fantástico complejo en miniatura que te lleva en tren por distintos países. 

7. Róterdam, Países Bajos

Polifacética e impresionante desde el punto de vista arquitectónico, Róterdam tiene mucho para ofrecer a visitantes ávidos de arte, cultura y experiencias culinarias sublimes. Renació de sus cenizas después de la Segunda Guerra Mundial, y su cara antigua solo se puede conocer en la bonita calle Proveniersstraat. Joven y dinámica, parece que sus arquitectos han disfrutado de la libertad para crear maravillas como las curiosas casas Overblaak Development, los puentes Erasmusbrug y de Guillermo, el Kunsthal, la estación central o kapsalon y el inmenso mercado Market Hall, que armoniza con los altísimos rascacielos de la ciudad.

No te pierdas: Fenix Food Factory, un mercado popular donde comer, tomar algo, ir de compras y descubrir artesanías. 

8. Gotemburgo, Suecia

¿Se te hubiera ocurrido planear un viaje a Gotemburgo de buenas a primeras? Tal vez no. Por esa misma razón te sorprenderá tan gratamente. Despliega jardines, parques, reservas naturales y edificios históricos, como el mercado Saluhallen, que continúa en funcionamiento, la fortaleza Skansen Kronan y las antiguas casas del pintoresco barrio de Haga. También te asombrarán el mercado del Pescado, con forma de iglesia, el mirador de Gotemburgo o edificio pintalabios, el jardín botánico y las 19 embarcaciones que alberga el Museo Marítimo. Un paseo en barco por los canales te mostrará escenas especiales de la ciudad.

No te pierdas: el parque de atracciones Liseberg, que asegura esparcimiento y diversión para todas las edades. 

9. Glasgow, Escocia

Glasgow derrocha un encanto singular. Atesora lugares históricos en medio de una ciudad en constante transformación. Su faceta antigua nos presenta la emblemática catedral gótica de San Mungo, la Necrópolis o cementerio victoriano, dos antiguas fábricas de cerveza y la prestigiosa Universidad de Glasgow. También son magníficos el Museo y Galería de Arte Kelvingrove, rodeado por un precioso parque, los edificios Macintosh, muestras del art nouveau, y el ambiente juvenil de Ashton Lane. El centro de Glasgow gira en torno a George Square, una plaza que concentra múltiples eventos, y a Buchanan Street, ideal para ir de compras.

No te pierdas: la ruta del Arte urbano, donde se suceden coloridos murales, en Merchant City. 

10. Split, Croacia

Las laberínticas callejuelas de Split hablan de una ciudad que cuida su pasado y, en ciertos aspectos, se ha quedado en él para conservar sus detalles más bonitos y entrañables. Te sorprenderán el Palacio de Diocleciano y sus puertas de Hierro, de Oro, de Plata y de Bronce, además de los sótanos, llenos de misterios y testimonios. Te atraerán la catedral de San Domnius y su campanario, el templo de Júpiter y la plaza de la República, que recuerda a la plaza de San Marcos de Venecia. Visita también el puerto, el Museo Arqueológico y el mercado del Pescado, ajetreado hasta el mediodía.

No te pierdas: el paseo marítimo Riva, siempre animado y repleto de tiendas, bares y restaurantes con terrazas. 

VOLVER AL INICIO

También te podría interesar

Encuentra el viaje perfecto

Suscríbete a nuestra newsletter

Serás el primero en recibir nuestras mejores ofertas, promociones exclusivas y consejos de viaje. Además, te mantendremos informado sobre dónde puedes viajar.

Selecciona tu país:

Únete a nosotros:

Descubre nuestra app: