Para reservar
0034 911 363 986
Red fija. Coste depende del operador Política de privacidad
Cerrar
¿Necesitas ayuda?
Ofertas de vuelos baratos a Moscú

Vuelos a Moscú

Los vuelos más baratos a Moscú

Vuelos a Moscú este fin de semana

Moscú, una ciudad sublime

La capital de Rusia, con 12 millones de habitantes, es una de las ciudades más grandes del mundo. Reserva uno de nuestros vuelos a Moscú y ven a conocer la singular arquitectura, cultura e historia de esta magnífica metrópolis.

Plaza Roja

Situada en el epicentro de la ciudad, la Plaza Roja es el lugar perfecto para comenzar tu aventura en Moscú. Desde aquí tienes a tu alcance algunos de los monumentos más famosos del mundo. Contempla el Kremlin, de color blanco resplandeciente y cubierto por relucientes cúpulas doradas, y la Catedral de San Basilio, que llama la atención por su diseño multicolor y sus cúpulas en forma de bulbo. Muy cerca se encuentra la Catedral de Cristo Salvador, que tardó más 40 años en ser edificada y fue dinamitada en época de Stalin. En 1995, como ave fénix, fue reconstruida para reivindicar su estatus de monumento imprescindible.

Algunos museos y un mausoleo

A dos minutos a pie de la catedral encontrarás el Museo Pushkin de Bellas Artes, que alberga obras de Gauguin, Picasso, Van Gogh y Matisse, entre muchos otros. También encontrarás una colección de objetos arqueológicos procedentes de lugares tan dispares como Troya o Berlín. De nuevo en la Plaza Roja, el Museo Estatal de Historia es un bello edificio de ladrillo rojo rematado por agujas blancas que exhibe objetos que se remontan a la prehistoria.

El Mausoleo de Lenin contiene el cuerpo embalsamado de este líder venerado y lo expone al público desde hace casi 90 años. Es una visión un tanto desconcertante que atrae más visitantes que cualquier otro equipamiento de la ciudad.

Un gran espectáculo

El Teatro Bolshoi es de visita obligada, aunque solo sea para contemplar el opulento edificio que ha visto la infinidad de representaciones de renombre que han tenido lugar en su escenario desde 1825. ¿Dejarás pasar la oportunidad de presenciar un espectáculo de ballet en este espacio único?

El río Moscova

El río Moscova tiene una longitud de unos 503 km y es perfecto para un paseo en barco mientras disfrutas de las vistas más destacadas de la ciudad. Contempla los casi 100 m de altura de la estatua de Pedro el Grande y decide por ti mismo si se trata de una espléndida obra de arte o de una monstruosidad. Sea como sea, no se puede negar que este homenaje de reminiscencias náuticas, uno de los más altos del mundo, merece ser contemplado.

Gastronomía y vida nocturna

Prueba la cocina francesa de Cristal Room Baccarat. El restaurante está situado en un antiguo palacio y su atmósfera exclusiva es difícil de superar. Disfruta del sol que entra hasta el interior de su salón y de su servicio impecable.

Russkie sezony, es decir "las estaciones rusas", ofrece cocina local con un toque moderno. Desde platos sencillos hasta auténticas obras de arte culinario, tienes a tu disposición una atractiva carta  que incluye entrantes vegetarianos y ensaladas, el tradicional sel'd'pod shuboi ("arenques en abrigo") y las codornices a la brasa.

Puede que no sea el restaurante más barato de la ciudad, pero Polo Club ofrece sin duda un servicio y una calidad óptimos. La lubina con romero y patatas baby o la ensalada César son algunas de las variadas posibilidades que te dejarán del todo satisfecho. También es el lugar ideal para tomar un café reparador.

Moscú, una ciudad sublime

La capital de Rusia, con 12 millones de habitantes, es una de las ciudades más grandes del mundo. Reserva uno de nuestros vuelos a Moscú y ven a conocer la singular arquitectura, cultura e historia de esta magnífica metrópolis.

Plaza Roja

Situada en el epicentro de la ciudad, la Plaza Roja es el lugar perfecto para comenzar tu aventura en Moscú. Desde aquí tienes a tu alcance algunos de los monumentos más famosos del mundo. Contempla el Kremlin, de color blanco resplandeciente y cubierto por relucientes cúpulas doradas, y la Catedral de San Basilio, que llama la atención por su diseño multicolor y sus cúpulas en forma de bulbo. Muy cerca se encuentra la Catedral de Cristo Salvador, que tardó más 40 años en ser edificada y fue dinamitada en época de Stalin. En 1995, como ave fénix, fue reconstruida para reivindicar su estatus de monumento imprescindible.

Algunos museos y un mausoleo

A dos minutos a pie de la catedral encontrarás el Museo Pushkin de Bellas Artes, que alberga obras de Gauguin, Picasso, Van Gogh y Matisse, entre muchos otros. También encontrarás una colección de objetos arqueológicos procedentes de lugares tan dispares como Troya o Berlín. De nuevo en la Plaza Roja, el Museo Estatal de Historia es un bello edificio de ladrillo rojo rematado por agujas blancas que exhibe objetos que se remontan a la prehistoria.

El Mausoleo de Lenin contiene el cuerpo embalsamado de este líder venerado y lo expone al público desde hace casi 90 años. Es una visión un tanto desconcertante que atrae más visitantes que cualquier otro equipamiento de la ciudad.

Un gran espectáculo

El Teatro Bolshoi es de visita obligada, aunque solo sea para contemplar el opulento edificio que ha visto la infinidad de representaciones de renombre que han tenido lugar en su escenario desde 1825. ¿Dejarás pasar la oportunidad de presenciar un espectáculo de ballet en este espacio único?

El río Moscova

El río Moscova tiene una longitud de unos 503 km y es perfecto para un paseo en barco mientras disfrutas de las vistas más destacadas de la ciudad. Contempla los casi 100 m de altura de la estatua de Pedro el Grande y decide por ti mismo si se trata de una espléndida obra de arte o de una monstruosidad. Sea como sea, no se puede negar que este homenaje de reminiscencias náuticas, uno de los más altos del mundo, merece ser contemplado.

Gastronomía y vida nocturna

Prueba la cocina francesa de Cristal Room Baccarat. El restaurante está situado en un antiguo palacio y su atmósfera exclusiva es difícil de superar. Disfruta del sol que entra hasta el interior de su salón y de su servicio impecable.

Russkie sezony, es decir "las estaciones rusas", ofrece cocina local con un toque moderno. Desde platos sencillos hasta auténticas obras de arte culinario, tienes a tu disposición una atractiva carta  que incluye entrantes vegetarianos y ensaladas, el tradicional sel'd'pod shuboi ("arenques en abrigo") y las codornices a la brasa.

Puede que no sea el restaurante más barato de la ciudad, pero Polo Club ofrece sin duda un servicio y una calidad óptimos. La lubina con romero y patatas baby o la ensalada César son algunas de las variadas posibilidades que te dejarán del todo satisfecho. También es el lugar ideal para tomar un café reparador.

¡Déjate inspirar!

Descubre nuestras aplicaciones
Únete a nosotros en