ahora es

Menú
Mi lastminute.com¿Necesitas ayuda?
Para reservar0034 911 363 986Red fija. Coste depende del operador Política de privacidad
Ofertas de vuelos baratos a Santa Cruz
Clase

Vuelos a Santa Cruz

Santa Cruz, una ciudad boliviana en pleno auge

Santa Cruz de la Sierra, una de las ciudades de más rápido crecimiento del mundo, te cautivará con su energía del sur y su bullicio cosmopolita. Las calles de la ciudad se mueven al ritmo de la actividad económica; como la mayor y más poblada ciudad de Bolivia, Santa Cruz representa el 35% del PIB del país.

Sin embargo, la ciudad mantiene un encantador ambiente de pueblo pequeño, ya que el prestigioso centro moderno de Bolivia no ha olvidado sus raíces y ha conservado la cultura rural tradicional que hace la ciudad tan atractiva. De hecho, verás trajeados hombres de negocios bebiendo chicha, una bebida de maíz fermentado, en lugar de Coca-Cola ™ y por cada taxi, un carro tirado por caballos conduciendo por las calles transitadas.

Con su mezcla de tradición y modernidad, con su toque de color rural sumado a la elegancia urbana, Santa Cruz es un escaparate fascinante de los encantos únicos de Bolivia.

Vistas de la ciudad

Los vuelos desde Londres aterrizan en el Aeropuerto de Viru Viru, situado a poca distancia del centro de la ciudad. En los alrededores de Plaza 24 de septiembre, llenos de palmeras, antaño los perezosos vagaban a su antojo; sin embargo, ahora solo verás a lugareños disfrutando de los ritmos exóticos de la camba, la música distintiva de las Tierras Bajas Orientales, y a familias disfrutando de la exuberante vegetación tropical.

En el interior de la llamativa catedral, encontrarás una evocadora exposición de iconografía religiosa que incluye las reliquias de las misiones de los jesuitas.

El zoológico te ofrece un día de diversión para toda la familia, sin la necesidad de caminar por la calurosa selva para conocer la impresionante biodiversidad de Bolivia. Dentro de sus cuidados jardines descubrirás al esquivo jaguar, al suspicaz puma y a los adorables perezosos colgando de las ramas de los árboles, y contemplarás las magníficas llamas pastando alegremente en el parque.